Poker sintético

GUÍA DE JUEGO

El Póker Sintético es un juego en el cual intervienen hasta diez jugadores que compiten por un “Pot” generado durante la partida por cinco anteriores rondas de envites.
Se juega con una baraja de 28 naipes, que van desde el 8 al as.
El objeto del juego es alcanzar la combinación de cartas de mayor valor posible mediante la utilización de cinco cartas: las dos propias de cada jugador y tres de las cinco que el Croupier descubre y mantiene alineadas sobe el tapete y que son comunes a todos los participantes en el juego.
Para recibir cartas el jugador deberá realizar una apuesta denominada “Ante”.
El juego comienza cuando después que el jugador recibe dos cartas cubiertas, el Croupier descubre una carta común a todos los jugadores.

Un disco blanco con la inscripción “MANO” señalará al jugador que le corresponde recibir las cartas en primer lugar e iniciar los envites, podrá: apostar, pasar y reservarse o bien renunciar. Le seguirán los demás jugadores que podrán: igualar la apuesta, subir la apuesta o bien renunciar.
Una vez completada la primera ronda de apuestas, el Croupier descubrirá una segunda carta común a todos los jugadores, y así sucesivamente hasta un total de cinco cartas comunes, iniciándose los envites de igual modo que el descrito en el párrafo anterior.
Una vez completada la última ronda de envites, el Pot será entregado a la mejor mano mostrada al Croupier.

REGLAS DE JUEGO
Al Póker Sintético podrán jugar un mínimo de cuatro y un máximo de diez personas.
Al inicio de la partida se sortearán los puestos.
Si la partida está ya iniciada, será el Jefe de Mesa quien asigne el puesto en la mesa. El Jefe de Mesa llevará una lista de espera.
A petición propia del jugador, éste podrá descansar dos manos sin perder el puesto en la mesa.
Si el número de jugadores fuese inferior a cuatro se suspenderá la partida.
Está prohibido que un jugador abandone la mesa de juego dejando encargado a otro jugador para que realice las apuestas.

Asimismo está prohibido:
El juego por parejas, ni siquiera temporalmente.
Repartirse el Pot voluntariamente.
La connivencia entre jugadores.
Comprar o añadir fichas a su resto para aumentarlo en el transcurso de una “mano”.
Prestarse dinero entre jugadores.
Guardarse fichas del resto.
Sacar las cartas de la mesa de la vista del Croupier.
Tocar los naipes que el Croupier sirve destapados.
Tocar los naipes propios de cada jugador antes que el Croupier descubra la primera carta común a todos.
Hacer comentarios entre clientes acerca de las jugadas durante el transcurso de las mismas, así como mirar las cartas de otros jugadores aunque no se esté jugando esa mano.
Permanecer en el área delimitada de juego como espectador.

OBSERVACIONES
La resolución del Jefe de Mesa ante cualquier disputa será decisoria y determinante.
El Casino fijará para cada mesa la cuantía del Resto Inicial y de la Reposición. También podrá detraer un beneficio sobre el dinero aportado en: cada mano, deduciéndolo antes de hacer el pago al jugador ganador del Pot. Esta deducción se fijará dentro de los límites autorizados anunciándolo antes del inicio de la partida.
En el supuesto caso de fijar de antemano un tiempo de partida, habiendo cuatro o más jugadores, éste será el suficiente para que cada jugador disfrute de ser “mano” por lo menos en dos ocasiones. AL REINICIARSE LA PARTIDA TAMBIÉN LO HARÁN LOS RESTOS.